Sigue todos nuestros consejos
en nuestra FanPage de Facebook
REMEDIOS CASEROS
`

REMEDIOS CASEROS DE LA BOTICA DE LA ABUELA: LA FLOR DEL HENO PARA CALMAR EL DOLOR


FLORES DEL HENO

FLORES  DEL  HENO,  PARA  CALMAR  EL  DOLOR
                                                     

La Flor de Heno es una anestesia contra el dolor, siendo ideal para calmarlo de forma eficaz y natural. Ésto es gracias a una sustancia que de ella se extrae conocida por los naturistas y, por todos los entendidos en Naturaleza y Laboratorios, como la Morfina de las Plantas Medicinales.

Los efectos medicinales de la Flor de Heno se debe a los diferentes tipos de aceites aromáticos y sustancias vasoactivas que contiene, las cuales penetran en el cuerpo a través de la piel. 


Estas sustancias con ayuda de calor, mejoran la circulación sanguínea de la zona tratada pudiendo actuar también como un efectivo analgésico y relajante muscular. 




LA ESPIGA DEL HENO


La Flor de Heno se encuentra disponible para su compra en Herboristerías y Farmacias. Como norma general, se recurre a ella cuando existen procesos dolorosos agudos.

Están indicadas en caso de molestias ocasionadas durante: la menstruación, dolores de muelas, estómago, riñones y vesícula biliar, además, en todo tipo de traumatismos, como esguinces  y lumbalgias.



BAÑOS  DE  FLORES  DE  HENO  PARA  ALIVIAR  EL DOLOR

Existe otra forma de aplicar las "Flores de Heno para Aliviar el Dolor". Ésta consiste en realizar un baño completo con ellas. Lo primero que se debe realizar es una cocción con varios puñados de flores de dicha planta, en un recipiente lo más amplio posible

FLOR DEL HENO

Se debe dejar que hierva la cocción de Flores de Heno hasta que alcance el punto de ebullición. Seguidamente, se debe bajará el fuego, y se dejará durante media hora aproximadamente a fuego lento. A continuación, se agrega la cocción (con las Flores de Heno incluidas) a la bañera, ya preparada también anteriormente con agua muy caliente.



SAQUITOS  DE  FLORES  DE  HENO

También se puede utilizar la Flor del Heno en un Saquito, para aplicar como uso externo en las zonas doloridas. Este remedio que se va a proceder a explicar a continuación es recomendable,  muy efectivo, y fácil de hacer.

Hacer un saco más o menos grande, para cubrir la zona afectada. Rellenarlo con las simientes (semillas) de las Flores del Heno hasta alcanzar los seis centímetros de espesor. Cerrar el saquito con agujas o imperdibles.

Colocarlo en un recipiente, y echarle encima agua hirviendo hasta cubrirlo. Si el saco flota, echarle un peso encima, para que éste quede bien "Sumergido" en el agua caliente durante aproximadamente quince minutos.

Extraer el saquito y escurrirlo entre dos tablas. A continuación, tapar en un trapo fino de algodón o de lino. Aplicarlo sobre la zona afectada y dolorida, tapándolo con un paño de lana para sujetarlo, y que mantenga el calor.


Manteniéndose así, durante dos horas en la zona afectada. Una vez utilizado el saquito con las simientes de Heno, se puede dejar secar para utilizarlo nuevamente.



                                        Google +    Twitter    Facebook
COPYRIGHT © NARCISO M.

Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

0 comentarios:

Publicar un comentario

Remedios Caseros te invita a visitar: