Sigue todos nuestros consejos
en nuestra FanPage de Facebook
REMEDIOS CASEROS
`

EFECTIVOS REMEDIOS CASEROS PARA TRATAR ESGUINCES

Los esguinces son lesiones muy inconvenientes y por demás dolorosas que se producen cuando hay una lesión, desgarro o ruptura en los tejidos que mantienen alineadas nuestras articulaciones, o ligamentos.  Estos ligamentos se encargan de limitar el movimiento de una articulación para que no se salga de su eje normal de movilidad

Cuando hay un esguince, estos tejidos se rasgan y dan paso a una dolorosa lesión, ya que la articulación ya no logra moverse bien.  Estas lesiones son muy típicas de los amantes del deporte y de quienes corren o se ejercitan constantemente.  A pesar de lo dolorosa y molesta, esta lesión puede tratarse con remedios caseros y naturales. 
Los esguinces ocurren cuando una articulación se sale del eje de los ligamentos
Los esguinces ocurren cuando una articulación se sale del eje de los ligamentos


Arcilla y vino tinto


Este remedio suena más a una mascarilla muy cara en un spa que a un remedio para regenerar el tejido rasgado.  La arcilla, mezclada con vino tinto, ayuda a desinflamar y regenerar los tejidos dañados.  
El vino tinto ayuda a mejorar la regenaración de tejido muscular
El vino tinto ayuda a mejorar la regenaración de tejido muscular

Aplica un emplaste disolviendo media taza de arcilla en una taza y media de agua tibia, agrega un cuarto de taza de vino tinto y mezcla bien.  Aplica en el área afectada con masajes suaves.  Envuelve en esparadrapo y luego cubre con una venda.  Es importante que el área lesionada permanezca inmóvil y en reposo.  

Un toque de sazón


La pimienta roja o de cayena no sólo es un condimento muy bueno, sino que también posee una muy poco conocida propiedad desinflamatoria y apoya a regenerar el músculo dañado de manera rápida.   
La pimienta cayena es buena para desinflamar
La pimienta cayena es buena para desinflamar

En una olla hierve una taza de agua y tres cucharadas de pimienta cayena en polvo.  Deja que hierva a fuego bajo, tapada, por 15 minutos, retira del fuego y deja que repose otros 15 minutos.  Con un paño limpio, aplica compresas de esta infusión de pimienta cayena en el área afectada, deja las compresas por 10 minutos y luego cambia por una nueva hasta que el líquido se haya acabado por completo.  No utilices este remedio si en el área afectada hay heridas abiertas, pues la pimienta irrita muchísimo.  Comenta y comparte.  

Si te ha gustado estos tips de Remedios Caseros no olvides que puedes visitarnos en Remedios Caseros y Naturales. Te esperamos.

       Google +    Twitter    Facebook
        COPYRIGHT © Alex Borges
   Foto Por Cortesía: pixabay.com

Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

0 comentarios:

Publicar un comentario

Remedios Caseros te invita a visitar: